sábado, 3 de mayo de 2008

Fragmento del poema Amanecí de bala (1971)

Ellos pensaban que Ezequiel Zamora había concluido para siempre y nunca más el planteamiento de su cuchillo y desmesurado corazón regresaría a hurgar la paz de los oligarcas
Pero no todos los muertos viajan tranquilos a algunos molesta estar ahí sin hacer nada e insisten con terquedad y regresan a presidir los nuevos combates a dilucidar el asunto que los vistió de ausenciaVed al guerrillero mal herido al padre de todos nosotros crepitando en los últimos carbones federales
cómo rebotaban sus huesos sobre la tierra
cómo dieron fuego al pajonal
cómo hoguearon los límites del hombre
Vedlo en traje verde oliva por montes y calles
más terrible que los que hoy matan y se lavan las manos y confiesan los días de guardar para purgar sus penas
Mas es cierto, es reconocido
la caída en el sitio de San Carlos fue una jugada de mala ley
pero olvidaron enterrar el sonido de sus sienes veladas Zamora cabalga señores ya los dientes del pueblo están royendo los muros de vuestro reino y no es el desarropado ni el sordo ni el ciego de ayer ahora tiene bandera poetas y metal organizado
Recojan la cosecha de vientos que sembraron
Y la igualdad fraternidad y libertad que dice la Constitución
se las van a tener que tragar por los ojos
Porque estamos cansados de tanta miseria y circo y vamos a meterle un balazo en la cabeza al estado de cosas existente
Eso que llaman Derecho Natural
tendrá mortaja y tumba bajo el aire de nuestra decisión porque sabemos dirigir el fusil y la dinamita nos es familiar hasta la audacia
La democracia representativa apesta ya como un presagio de azufre quemado el gavilán de la insurrección revolotea sobre las candelas y está esperando allí está esperando y bajará y conocerá vuestros despojos el día del desagravio ante las armas congregadas
Abrid las compuertas del miedo oligarcasporque la paz no será con vosotros
Zamora cabalga en el incendio y somos lo que sucede la posibilidad del porvenir...

2 comentarios:

LCR dijo...

Ese fragmento del poema, es mi parte preferida. Excelente trabajo este blog, haciéndole justicia a un poeta de nuestra América, revolucionario y combativo.

"estamos royendo los muros de vuestro reino..."
¡Venceremos!

Maye dijo...

por supuesto que sí, felices de que las manos se enlacen, de que los puentes se atraviesen, de que el muro de la indiferencia se vaya cayendo...

Nota: todas las palabras y frases sueltas que observeis son del poeta homenajeado